viernes, septiembre 23, 2016

Cate Blanchett está divina
 El asunto me parece muy interesante, no hay filmes sobre la guerra civil española (sobre la posguerra sí, muchas), esta es la primera sobre Guernica, tema elegido por Picasso para su célebre cuadro homónimo. Ciertos detalles, eso sí, me la hacen aburrida y banal: el hecho de estar rodada en inglés, vasco, español y alemán hace del doblaje una irrisión, o cuando menos un revoltijo raro. La estructura de la peli es parecida a la insufrible Pearl Harbor: el argumento, la historia de amor... todo igual o parecido menos la maestría en la narración de la escena del bombardeo, muy superior en aquella (el presupuesto también). La historia de amor, por cierto, no se la cree ni el propio Koldo Serra, desapasionada como el sumario del Boletín Oficial del Estado.

No obstante, no parece esto lo más irritante de la película, sino lo incongruente de cargar las tintas contra los rusos. Se las ingenian para que al final  caiga hasta simpático el mariscal de campo Wolfram Freiherr von Richthofen. Meten el horror de una checa en Guernica y a los comunistas asesinando como auténticos gangters. Tamaña licencia del guionista parece deberse más a una falta de objetividad o tergiversación de la historia en aras de no sé qué justicia poética que a un despiste. Como si dijera "los del eje eran malos, vale, pero los rusos era iguales o peor" a juzgar por el minutaje que se dedica a exaltar la maldad comunista. Stalin y su ayuda al bando republicano durante la Guerra Civil hubiese dado para otra película, en otro contexto.

martes, septiembre 13, 2016


Bien escrita pero aburrida.

jueves, septiembre 01, 2016


Ésta es una novelita muy graciosa, entretenida  y del todo insustancial. Una famosa resentadora de tv, Kim Lange, muere por accidente: un lavabo de una estación espacial rusa cae sobre su cabeza repentinamente. En el más allá se va reencarnando sucesivamente en hormiga, conejo de india, perro y humano como consecuencia del Karma que ha ido acumulando. Se van narrando las peripecias de Kim para, siendo animal, llegar a casa y evitar que su amiga Nina la suplante como esposa de Alex y madre de su hija Lilly.

Tan liviana es su lectura que puede empezarse par la mañana y acabarse a la siesta.  No merece más atención