martes, septiembre 23, 2014

Maya



Maya

Tumbada en la playa de Cádiz,
inscrito tu cuerpo sobre la arena
en un suave contrapunto dormido,
reposabas llamativa y silente
como una rosa espléndida.
Emblema de encanto, Maya

Tus ojos me miraron lujosamente tiernos,
su azul incitaba a obedecer y
el amor no nos hacía falta.

Crecimos desde tu forma más callada
hacia una ola rugiente de luz.
Al mediodía, ya más cómplices,
nos despedimos del mar
que subía en un llamamiento al abrazo
asfixiándonos,
       naciéndonos
              a otro fluir.

En Madrid ya no fuiste
emblema de encanto, Maya,
sino unos dientes que muerden sus propios labios,
y unos dedos en mi bragueta por Antón Martín.

Tu pelo, tus ojos, tus labios,
nunca otro reflejo.

Hermosura indefinible, Maya

Me hiciste adular lo que podría haber sido:

un poema que a la vez que leo me lee.

domingo, septiembre 21, 2014

 Está basada en la autobiografía de Solomon, un mulato afroamericano nacido libre en el estado de Nueva York que fue secuestrado en el Distrito de Columbia en 1841 para ser vendido como esclavo y que trabajó en plantaciones en Lousiana durante 12 años hasta su liberación.

Peli dura, al borde de lo que la sensibilidad acepta; pero eso sí, muy bien ambientada, vestuario, escenarios... preciosa.
El director no juzga al personaje ni sus decisiones. Isabelle no es prostituta por razones económicas. Es más bien una experiencia, una forma de rebeldía de una chica con una vida perfecta; aunque las razones que llevan a la joven a verse con hombres mayores (por un alto precio, el equivalente a su belleza) quedan un poco difuminadas. No busca el placer sexual, lo que le gusta es la excitación de guardar un oscuro secreto.

Impresionante la protagonista, cómo logra transmitirnos emociones a través del lenguaje gestual
Falso biopic de Dave Van Ronk por los hemanos Cohen. No tiene mucho argumento pero se respira una época, un lugar y un movimiento cultural. Rezuma Bob Dylan, Dave Van Ronk por todos sus fotogramas, y el Village, y el Gaslight, uno de los garitos donde los primeros cantautores folk actuaban por lo que diera la gorra. Es la época acústica pre-Beatles, luego vendría el Rock. Greenwich Village por aquel entonces fue un hervidero de cultura y bohemia, frecuentado por hipsters y beatniks en horas bajas.