miércoles, junio 15, 2016

Agamia


Guárdate de mujer posesiva, cicatera,
pero hazlo con exhaustividad,
con la oscura fuerza del rito,
pues su amor no es necesario ni suscita gratitud.
Que vuele como una hormiga en aire de verano
y que tu silencio sea difuso y envuelto
como el del grillo bajo una lluvia helada.
Guárdate de mujer caprichosa, torticera,
pero hazlo con especificidad,
sin ningún temor a la redundancia.
Luego, busca antónimos que no se adhieran
a tu sangre cuando te imaginen en libertad,
busca mares de lava en movimiento
en los que disipar tu angustia de amar.
Y si no, no busques, hazme caso.
No busques eventual esposa no deseada,
pozo infectado de  futuro perfecto,
que ya alcanzarás la orilla cuando,
con el paso de los años,
vuelvas a ser joven,
haya ceniza en tus pies,
y un desvelado escalofrío te inmovilice.
Entonces, dicen, todo vuelve.

martes, junio 14, 2016

Amo [r]                                                             

                                                                    (Se querían, sabedlo)
                                                                              Vicente Aleixandre                             


Pero llega un día en que
Entiendes lo que pasa:
al amor se le cae la “r”
y te sientes envilecido
presa de una inmoderada
querencia por las novelas
de amores no correspondidos.
Y como un viejo solterón
te complaces en hambres vulgares:
los cuerpos de mujeres exhibidos
como reclamo en redes sociales,
las transeúntes de miradas vidriosas
y menos edad de la que podría tener tu hija.
Y luego el recuerdo de lo vuestro,
corolario de una pasión majestuosa,
que de eterno devino en nada
por el miedo al sabotaje,
por el sabotaje del miedo.
Éxtasis de temor
Que te convirtió en Dafne
Y a mí en la ardilla de Estrabón.
Lo recuerdas y sientes desazón,
La quemada verdad te reconcome:
Solo yo amaba.


lunes, junio 13, 2016



Deconstrucción

Comenzaron la casa por el cielo,
inmenso, cuajado de grillos,
Y de dos estrellas difíciles
Múltiples, espléndidas.
En primavera descendieron hasta el tejado,
Mientras se amaran…
Deconstrucción que duró hasta septiembre
en que el otoño dio con sus hojas caducas en el suelo
y como un Rodrigo de Triana cualquiera gritaron
“tierra veo” y en derribo y polvo  se convirtieron.

miércoles, junio 08, 2016

"Cuando el crepúsculo acaricie mis sentidos
Ansío morir entre tus brazos
Renacer enredada en tus muslos
Y saludar a la madrugada con una sonrisa en los labios"  Gracias por estos versos, C.