martes, diciembre 29, 2015




Se subió a la azotea para escrutar otros horizontes: allí sólo estaba la calma del crepúsculo.