lunes, marzo 28, 2016


Cuenta la historia de un empresario limeño extorsionado por una revista rosa en el Perú de Fujimori mientras su esposa descubre una nueva faceta de su sexualidad. Todo encaja de una manera magistral. Los temas fundamentales no son nuevos en su obra: el periodismo, el erotismo y la vida política de su país. Hay cierta crítica desfavorable a la novela, creo, permeable a las apariciones del nobel en revistas como Hola. Dudo mucho de la honradez de esa crítica, dudo mucho de que la hayan leído realmente. No es un libro que nos deje donde nos encontró. 

martes, marzo 22, 2016

No me Tientes

NO ME TIENTES...

No me tientes sin necesidad,
devolviéndome la ternura.
¡A un desencantado le son ajenas
las ilusiones de los días idos!
En aseveraciones no confío,
ya no creo en el amor.
No puedo entregarme de nuevo
a los ensueños que una vez me traicionaron.
Mi angustia ciega no la multipliques,
No conversemos sobre lo pasado.
¡Amiga no molestes
la soñolencia de un enfermo!
Duermo, me es dulce el adormecimiento;
olvida los sueños pasados:
en mi alma solo la inquietud,
no el amor, despertarás.

Eugueny Baratinsky
(1800-1844)

martes, marzo 08, 2016


Ramón Gómez de la Serna definió sus greguerías (género que tuvo a bien inventar y cultivar) como metáforas + humor. Sorrentino desarrolla en este largometraje algo así como greguerías filmicas; humor, diálogos filosóficos y poéticos.
Ambos personajes centrales: Michael Kaine y Harvey Keitel representan filosofías de vida distintas, temperamentos diversos: Fred (Michael Kaine) abandera esa independencia y autoestima llenas de humor que deben señalar a un caballero. Es parco en palabras, un personaje estoico, que acepta la realidad tal como es, sin intentar cambiarla. Mick (Harvey Keitel), en cambio, es pasional, vulnerable, se permite una visión trágica y costosa de la vida. La trama es sencilla, las conversaciones muy divertidas y agudas. Merece la pena verla. Lo único, que se hace un poco larga.