miércoles, agosto 19, 2015

La profesora estaba explicando los lenguajes documentales, las diferencias entre lenguaje natural y lenguaje controlado. Quiso ilustrar su explicación con ejemplos. Ejemplo de lenguaje controlado pues el tesauro o la Clasificación Decimal Universal ("CDU" para los del gremio), bien. Ejemplos de lenguaje natural... aquí se metió en un callejón sin salida buena. Lenguaje natural, que es el lenguaje tal cual aparece en los documentos, no necesitaba explicación ni ejemplos groseros. Quería demosrtarnos cómo ciertas palabras, expresiones del lenguaje natural, no podían traducirse al lenguaje controlado. Habló del andaluz como un defecto del castellano, algo casi vergonzoso; llegó a decir que hablabamos fatal, sobre todo los de la parte occidental. Preguntó si había algún "caditano" en la clase. Lo de "caditano" me chirrió pero aun así levanté la mano, claro, sin imaginarme lo que venía. Me propuso delante de toda la clase que me pusiera a hablar como hablo, como hablaba entonces, como se supone que habla un gaditanito recién salido de su pueblo de provincia. La clase expectante. Ella sonreía incluso antes de que yo abriera la boca pero no reparaba en que, además de ridícula, la situación no podía ser más embarazosa para mí. Y esto para qué- es lo que yo me preguntaba. Pues no sé si fue la timidez, el orgullo o la susceptibilidad lo que hizo que de mi boca no saliera palabra y sí me levantara y me fuera de clase antes de que esta acabase. La única vez creo que lo he hecho.

7 comentarios:

Landasky dijo...

Lamentable....

rhalonso dijo...

Pisha!! Me has dejao muerta con el relato O_o
¿Volviste a ir a esa clase?... yo me lo habría pensado...

joselu dijo...

Cosas que pasan.
Sí que volví, Rebeca, pero ese día hice mutis por el foro.

joselu dijo...

Un tiempo después me enteré de que los apuntes no eran suyos sino de otro profesor de años anteriores, se los pidió a una antigua alumna. Salía con el guitarrista de una famosa banda granadina, "Los Niños.."

diego dijo...

Independientemente de su vida. Menospreciar a alguien, nunca tiene excusa, sea por la razón que sea, y sea la persona que sea.

Creo que hicistes muy bien. Parece mentira. Hay que respetar a todo el mundo en todas las circunstancias y se nos olvida fácilmente.

Un abrazo Joselu. A ver si nos vemos!!!

joselu dijo...

Completamente de acuerdo contigo, Diego.

diego dijo...

Joselu, lo vuelvo a leer y la verdad que no me lo creo. En fin.