lunes, julio 08, 2013

El Dipsómano

El Borracho

Era yo,
y quiso serlo por otro,
mas, cuánto daría hoy por deshacérmelo.
Ahora recoge tú los escombros,
las adherentes pelusas del que lo hizo.
No hables, ¡calla!
que no me oiga ese fantasma
metamorfoseado de quien ha sido,
mi intruso.

No hay comentarios: