miércoles, julio 10, 2013

El Alunado

El Alunado

No te veo y estás ahí,
tratando de ser y estar siempre
del lado del lado izquierdo
de tu pecho. Eres egoísta de mí
pero suavemente, sin frenesí.
No te veo pero te siento
o te presiento aquí de lejos
o de cerca te olvido con
tus manos entre mis manos.
Prendidos sí que somos un futurible,
con las manos entrelazadas
ya somos ausencia o acaso
un vertigo de dicha súbita.
No te veo pero me estás
cegando de luz dormida
-de tierna que eres previsible-
acariciadora luz en vislumbre,
oda a la libertad de estar
entre tu cielo
monótono y nebuloso.

El Invicto

El Invicto

Eres mi igual y mi otra,
la compañera auténtica,
la que viene trenzada a mí
igual que la noción de territorialidad al homo sapiens.
La comparación puede no ser apropiada
pero es exacta
como grande es mi dicha cuando te canto Victoria al oido
y te ries o enarcas las cejas
igual que Cleopatra.

lunes, julio 08, 2013

El Dipsómano

El Borracho

Era yo,
y quiso serlo por otro,
mas, cuánto daría hoy por deshacérmelo.
Ahora recoge tú los escombros,
las adherentes pelusas del que lo hizo.
No hables, ¡calla!
que no me oiga ese fantasma
metamorfoseado de quien ha sido,
mi intruso.